GRUPO MIXTURA-DESCANS 3

Este grupo que presentamos en este post es el encargado del diseño de mobiliario con varias funciones, para espacios tanto de docencia como para reuniones… Se trata de un grupo de cuatro alumnos de la Escuela Politécnica Superior de Alcoy de la UPV.

El equipo está formado por María Pérez Escudero, Mónica López Sarrió, Jon Ander Acarregui Pinedo, del grado en Ingeniería en Diseño Industrial y Marc Higeo Puig, de Ingeniería Mecánica.  Además de contar con el profesor Juan Francisco Picó Silvestre, alias Paco, quien ha sido el encargado en supervisar el proyecto, y de solucionar los problemas que han ido surgiendo durante el proceso.

¿Cómo descubristeis RETOS?

Podemos decir que la mayoría de los integrantes del grupo ya somos veteranos, María, Mónica y Jon participamos en la edición anterior, MilanoWorkshop 2016.

Decidimos empezar esta dinámica debido a que en una clase, Paco nos comentó en qué consistía el taller, y que se iban a exponer los proyectos en la Feria Ventura Lambrate de Milán al año siguiente. Esto nos animó, y decidimos formar parte del taller.

Este año, después de lo que vivimos el año anterior, hemos vuelto a participar, siguiendo esta forma de trabajo, pero extendiendo a más posibilidades. La idea de colaborar con otros grados del Campus nos pareció interesante ya que podrían intervenir más ámbitos, aparte del diseño, a la hora de llevar a cabo cada proyecto.

¿En qué estáis trabajando?

Se nos ocurrió la idea de un sillón con dos posiciones, de forma que pudiera ser usado en distintos ambientes.

Puede que suene raro eso de “un sillón de dos posiciones”, pero lo curioso es que así es. Puedes sentarte, apoyándote en el respaldo y teniendo un reposabrazos, o que el propio reposabrazos pueda usarse como mesa de trabajo.

Ya convencidos de esta idea, Paco intervino y nos sugirió añadir algo más, con la finalidad de que no sólo quedara en un mueble. Por ello, contactamos con Marc, quien nos comentó la idea de incorporar un  cargador inalámbrico para móviles en la mesa/reposabrazos, e incluir una batería dentro de la estructura del sillón, para alimentar al cargador y poder incluir una serie de enchufes en la estructura del sillón, en caso de tener que cargar algún dispositivo electrónico. Así, el sillón puede ser autosuficiente, con la posibilidad de desplazarse a cualquier lugar.

Después de la intervención de más grados en el proyecto, podemos decir que nos ha enriquecido a todos, y que sin la colaboración entre todos, esto no podría haber sido posible.

Fdo: Jon Ander Acarregui Pinedo